Baraja de cartas compuesta por tarjetas RFID como cartas de juego cuyo código es leído por OpenFrameworks a través de Arduino (al que se le ha incorporado la placa de comunicación y el módulo RFID). Cada carta está vinculada en el programa con un lote de vídeos, de entre los cuales se reproduce uno de forma aleatoria.
Deck of cards composed of RFID cards as a game cards whose code is read by OpenFrameworks through Arduino (which has been incorporated the communication board and the RFID module). Each card is linked in the program with a lot of videos, among which play one at random.

Se trata de un juego de cartas (RFID), basado en el clásico juego de las familias, en el que se habla de movimientos artísticos (cada familia es un movimiento o una tendencia, los jockers son comisarios,…) una reflexión sobre el mercado del arte, su producción, sus familias, sus teorías… Las cartas activan una serie de vídeos que relatan, con diferentes tonos de voz, frases conocidas de artistas y teóricos de las diferentes familias artísticas. El sistema técnico comunica las cartas por RFID a través de Arduino a una aplicación programada con OpenFrameworks que alberga una base de datos con los videos. El código de la aplicación está disponible en Github

Recogiendo la idea de Huizinga en relación al juego y al arte de jugar como fuente original de nuestra cultura, y utilizando la capacidad de los jugadores como generadores/productores de imágenes, se propone una revisión del tradicional juego de las familias.

La misma manera de organizar la partida, de traer a representación el espacio de juego, configura un escenario particular que permite abordar el tema desde un contexto contemporáneo. El acto de jugar reformado, introduciendo a la máquina como jugador imprescindible, intermediario de lo virtual con lo real. El oráculo que ofrece, cita a cita,  definiciones ajustadas a conceptos y movimientos artísticos, obligando a jugadores activos y pasivos a entender cada una según la entonación que emplea él mismo. Otro juego dentro del juego. Una reflexión sobre la impostura y sus consecuencias.

Las reglas del juego son las siguientes:

Hola, nos complace que hayan decidido iniciarse en el juego de las imposturas.

Como ya saben, hoy en día, movimientos artísticos como Arte Público, Arte de Género, Arte Electrónico, Arte Terapia, Arte y Naturaleza, e incluso Art Game, están muy de moda y se generan alrededor de clanes o familias. Con este juego podrá aproximarse a las pautas y modos de hacer de cada uno de ellos.  Para conseguirlo debe iniciar la partida repartiendo la totalidad de  las cartas equitativamente entre los jugadores. Recuerde que este será el único momento en el que todos se encontrarán en las mismas condiciones.

La baraja está compuesta por 36 cartas (6 naipes por familia o clan), más 6 jockers o comodines, que hacen un total de 42. El objetivo del juego ya lo hemos apuntado: conseguir de los contrarios las cartas suficientes hasta completar las familias. Gana el jugador que completa más familias. Como saben, el triunfo y el éxito van asociados a la inmediatez y la juventud, y por supuesto, este será para el jugador mas rápido y, seguramente, más joven. Quien antes consiga recopilar una familia obtiene 10 puntos. El jugador que más puntos gana, obtiene además el privilegio de ordenar los géneros en rango de importancia, contemporaneidad y modernidad.

La mecánica es sencilla: comienza como jugador “MANO” aquel que tenga la carta número 1 de la familia Art Game. Este pedirá a cualquier otro jugador la carta que le interese. Si la consigue seguirá jugando hasta que tropiece con alguien que no la tenga. En ese momento el turno pasa al jugador que esté sentado a la derecha del “MANO”. El primer jugador que complete una familia, se verá en la obligación de exponerla, colocando las cartas, en su orden correspondiente, sobre la plataforma de la caja de cartas.

Inicien pues la partida y jueguen hasta conseguir las cartas que completan cada familia y que les permitirá articular, con agilidad y eficacia, un discurso sólido, coherente y, sobre todo, muy contemporáneo.

Participantes
Amparo Carbonell Tatay || María José Martínez de Pisón Ramón || Emanuele Mazza || Dolores Piqueras Marin